~Pensadores~

viernes, 20 de abril de 2012

20. Abril. 2012

Cuando pienses en lo rápido que pasan las cosas  probablemente la mitad de lo que recuerdes serán dos o tres segundos de todo lo que pasó. Por ejemplo un día cualquiera del año, un día de verano. El verano dura unos cien días. De éstos quizá algo que te sorprenda o emocione. Y esto no es solo rebuscado, sino que también tiene un significado. Una fecha, una canción, un acontecimiento, un rostro, una persona, su nombre. Una palabra, un lugar...Un momento. Todo tiene su razón, su sentido, algo escondido. Algo que algún día comprendamos por qué pasó, por qué tuvo que ocurrir. Por qué lo recordamos siempre, por qué nos marcó de esa manera. Una vez leí que cada cosa, cada detalle tiene un por qué, una razón. Oculta o no, la tiene.
Dicen que el 10% de tu memoria, formó parte de tu infancia. Lo que más impacta, extraña. .
En una vida monótona, no hay novedades, casi nada nuevo. Una boda, un nacimiento, una muerte. Un mundial en el que tu selección gane eso es nuevo.
No sé tantas cosas que pasan y algunas nos hagan llorar. Una despedida. Un viaje de ida y sin vuelta. Un carácter. Una voz. Un rostro. Una emoción. Que con el tiempo vas olvidando.  Tantas cosas que nos gustaría tener, tocar, disfrutar y no se puede. Como puede suceder al revés tienes todo para conseguirlo pero no quererlas. Algunas  veces solo buscamos emociones o sentimientos escondidos en alguna parte. Buscamos un lugar a cual ir, una hora, alguien que te acompañe, un tipo de ropa.
Querer no aburrirte y hacer lo que sea-

No hay comentarios:

Publicar un comentario