~Pensadores~

viernes, 27 de febrero de 2015

Soñando en agua y fuego


Me dormí tocando el piano,
me dormí con los pies descalzos.
Cuando aún era de día
tapé mi cabeza entre algodones
y la coloqué sobre algún corazón
fingiendo que ese tú existía.
Me quedé dormida con los pies desnudos,
se hizo de noche, pero no le sucedía ningún día
y pensé:
‘’Lo más doloroso no es la tragedia
sino no saber vivirla.
Lo más triste es que confundamos
la amistad con hipocresía.
y si aún día dejo de escribir poesía
¡Mejor que me quiten la vida!’’

Quisiera ser agua y recorrer el cielo infinito,
quisiera ser lágrima y acariciar tus mejillas como la hiel,
quisiera ser lluvia y erizar tu piel,
tan fría y tan cálida a su vez.
Convertirme en nieve y derretirme en tu frágil sonrisa,
ser partícipe de esta historia sin fin,
repetirla una y otra vez, hasta que quede grabada en mi ser.
Amarte, así como amo el comienzo de un nuevo libro,
así como amo los días de lluvia,
así como se aman el cielo y las estrellas.
Cerrar los ojos, suspirar, y desear que este sentimiento nunca termine,
que nada sea efímero.
Descubrir cada pequeño secreto que se esconde en tu cuerpo y escribir un poema a tu mirada, tocar tus labios y convertirnos en fuego.
Es maravilloso.
Es eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario