~Pensadores~

jueves, 17 de septiembre de 2015

Parte 1

Aquella era una de  aquellas tardes que sabes que recordarás toda tu vida y la llevarás en tu costado izquierdo toda tu vida, porque algo cambiará y te hará sentir vivo una vez más...

Esa tarde había quedado con mis amigos para dar un paseo. Bajé las escaleras mi casa, y el deseo de verlos movía mi cuerpo por inercia y al fin se calmó... ya ardía en  mi pecho...
Por fin vi a Sofia, corrí hacia ella tan rápido que creí caerme de bruces, sin embargo caí en sus cálidos brazos y soltó unas cuantas carcajadas cerca de mi oído y retumbaron en lo más hondo de mi como si mi cuerpo fuera un teatro y su risa el cantar de una soprano...
Cuando nos separamos pregunté por Rodrigo, pues no le veía... Aprovechándose de mi pequeñez alguien me levantó del suelo y me tapó los ojos.

-¡ ESTÁ USTED LEGALMENTE SECUESTRADA!! - dijo una voz masculina
-Ohhhh, Dios mío... ¿¡ Quién la salvará!? - dijo Sofía irónica
Y rompimos a reir... pero ya me dolía la barriga por la presión que hacía el brazo de Rodrigo.
-Rodri, venga, bájame, ¡¡¡ te juro que si no me bajas...!!! - dije dando patadas al aire y moviendo los brazos como las alas de un polluelo.
- ¿Qué me harás, eh pequeñaja ?
- Rooodrii
-Bueno, vale, vale...

Me alegré tanto de poner los pies en el suelo, que de sonreír me dolían  las mejillas.  Echamos a andar y mientras hablábamos de lo que habíamos estado haciendo hasta entonces noté algo extraño...parecía que el camino por el que íbamos no había sido escogido por azar...
Al final de la calle ya veíamos los árboles del parque, hablábamos con calma  sin embargo mi curiosidad iba en aumento  y mi pulso se aceleraba. Ellos no dejaban de sonreir, lo sabían!

Sofía, adoptando un tono confidencial, se acercó a mi y me dijo:

- He conocido a alguien.
- Quéeeeeee?

Y al oir toda esa tormenta de preguntas Rodrigo rompió a reir al ver en mis ojos la niña pequeña que llevaba dentro.

- Quieres conocerlo?
- Pues claaro que siii!!
- Hoy mismo lo verás!

Y eso mismo pasó : Lo conocí.


CONTINUARÁ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario