~Pensadores~

viernes, 2 de marzo de 2012

Un adiós, es un nuevo comienzo.

Hay alguien que ya no está a tu lado, 
algo en tu vida a vuelto a cambiar.
No importa cuanto te cueste, no es
el fin del mundo.


Lo ves en sus ojos, en la manea en la que se toca el rostro... Ya ni si quiera recordaba lo que es estar sola. No recuerdo como era mi vida antes de que ocurriera. Al principio te hace llorar, pero contuviste las lágrimas. Llora un poco, bueno, si quieres llora mucho. Mejor llora mucho. Entonces te preguntarás por qué digo que mejor llores mucho. Sí, es la única forma que expresa lo que nos importa realmente...
Y está bien tener miedo a lo que no entendemos, es mas, está bien sentirse sola alguna vez, poner barreras, para darnos cuenta quien se interesa por derribarlas. Pero ¿sabes?, te vas a dar cuenta de que está bien volver a sonreir, ya que es lo que mas les jode a las personas que un día intentaron hacerte daño o quitarte la sonrisa del rostro. Así será por que tú lo quisiste de esa manera.
No te culpes por el pasado, tu no tuviste la culpa, no vivas solamente trata de estar realmente viva. Recoge los pedazos de tu corazón. 
Aprende con cada adiós, por que cada adiós es un nuevo comienzo...