~Pensadores~

domingo, 26 de abril de 2015

Su belleza me traicionó.

Su belleza me traicionó.
Su cripta se está iluminando...
Van resurgiendo poco a poco...
tiritando con la primera brisa de mayo
el sendero van coloreando ...

Primavera pronuncia suavemente cada nombre:
para despertarlas
y guardarlas en el corazón del hombre...
Tímidamente empiezan a desperezarse,
pero siguen soñando con los cuentos
que les regala el viento…

Van despertando, se convierten en faros
deslumbrando con su belleza hasta
el recoveco mas oscuro de la Tierra...
Ninguna faltará a la ceremonia de la vida
saben que tienen que atenuar la coraza de quien puso la semilla.
En la fiesta Primavera tocará la lira
y el viento moverá sus faldas
amontonadas en la lejanía...

Sus pequeñas vocecillas me llaman,
mis manos tiritan…
me acerco como hipnotizado a ellas
mi corazón late más deprisa.
Entre algodones intento guardar pétalos
pues en ellos se escribe la historia del deseo.

Siguen reunidas,
ahora esperan a que Lluvia les limpie las espinas
pues intenté enamorarlas para que dejaran sobrevolar su falda
para que sobre mis ojos su mirada se posara.

Han acabado conmigo, su belleza me ha matado
su baile ha hecho de mi un loco desquiciado.
¿Cómo su vida me ha matado?
¡Cómo si mis lágrimas sus fortalezas han mojado!

Me cristalizo ante su grandeza...
Sus tallos asaltan mi corazón;
entre mis costillas se enredan
y mis manos atadas en su fortaleza:
quedarán atrapando, entre metáforas, su belleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario